viernes, 27 de noviembre de 2009

[Fotos] Crónica de la manifestación contra la violencia de género en Valladolid


Más de mil personas se manifestaron ayer por motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, por las calles más céntricas de la ciudad. Convocadas por la Coordinadora de Mujeres de Valladolid, que portaban una pancarta principal en la que ponía: “Si te pega, ¡¡¡Despega!!!”, varias organizaciones más se han sumado a la protesta. Ésta dio comienzo a las 8 de la tarde en la plaza Fuente Dorada.

Seguir Leyendo...


A la Coordinadora le seguían aquellos partidos políticos que sostienen y defienden el sistema capitalista y unas relaciones sociales desiguales, con el que nunca desaparecerá el sistema patriarcal y mucho menos la violencia de género, consecuencia de lo anterior.

A la cola de la manifestación se encontraba, entre otras organizaciones, el colectivo Liza, con el lema: “Contra el terrorismo machista: Autodefensa”. También estaban presentes las CJC y el PCPC, que portaban una pancarta conjunta donde se leía: “¡Rompiendo el silencio! Contra la violencia patriarcal: lucha feminista”.

Por todo el recorrido se han podido ver siluetas blancas pegadas en las paredes, recordando a las 58 mujeres que han sido asesinadas en el Estado en lo que llevamos de año. A la vez, se escuchaban diferentes consignas, como: “Vamos a quemar la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal ”, “Qué no se han muerto, las han asesinado” o “Jueces y fiscales, también son culpables”.

La manifestación terminó en el mismo lugar de partida, donde se realizaron varias actuaciones.





















Publicado en La Haine el 26 de noviembre de 2009.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Manifestación + Fiesta



Noviembre Antifascista Valladolid


Jueves día 19 de Noviembre

Charla-debate "La contrainformación y los movimientos sociales"
Ponentes: La Haine y Radio Vallekas

Casa de las palabras 20:30h c/San Ignacio 9

Viernes 20 de Noviembre

Manifestación antifascista "Quienes te causan los problemas siguen siendo lxs mismxs"

20:00h en la plaza de la Universidad

lunes, 19 de octubre de 2009

[Fotos] Yo decido sobre mi cuerpo. Crónica de la manifestación en Valladolid


En la tarde del pasado sábado, en respuesta a la hipócrita manifestación organizada en Madrid por el movimiento antiabortista para demandar la retirada de la Ley del Aborto, tuvo lugar una manifestación por el centro de Valladolid. Con el lema “Yo decido sobre mi cuerpo”, se rechazó la ley del PSOE, pues sigue ejerciendo control sobre el cuerpo de la mujer, y se exigió el derecho a decidir, la financiación de anticonceptivos y el impulso de la educación sexual.

Seguir Leyendo...

Los asistentes, convocados por Mujeres por el aborto libre y gratuito, se reunieron en la Plaza Fuente Dorada hasta pasadas las siete de la tarde. Fue entonces cuando comenzó la marcha, en la que se veían varias pancartas. En la principal se leía: “Aborto libre y gratuito”, y en otra: “Nosotras parimos, nosotras decidimos”.

Alrededor de un centenar de personas corearon durante todo el tiempo varias consignas. “Fuera el aborto del código penal”, “Ni delito ni objeción, ¡es nuestra decisión!” o “Anticonceptivos gratuitos, no rosarios benditos", fueron algunos de ellos.

El recorrido de la manifestación incluía la calle en la que se encuentra la sede del Arzobispado de la ciudad, que se encontraba custodiado por un vehículo de la policía nacional. Al llegar a ésta se le dedicaron varios gritos como: “Aquí está el Arzobispado, defensor del patriarcado” o “Hay que quemar la Conferencia Episcopal”.

La marcha concluyó en la Plaza de la Universidad, donde se leyó el comunicado, se animó a seguir luchando y se dio por desconvocada la manifestación.

Ayer domingo llegó al correo de La Haine una fotografía en la que se podían ver varios huevos arrojados a la fachada del Arzobispado de Valladolid.



Comunicado leído al finalizar la manifestación:

Ante la nueva ley de plazos para abortar propuesta por el PSOE, digamos alto y claro que lo que realmente necesitamos las mujeres no es esta ley, sino la despenalización total del aborto.

La ley de plazos no es más que un retroceso legislativo que genera más restricciones, porque actualmente sólo depende de plazos uno de los supuestos despenalizados, mientras en la nueva ley se marca un plazo de 14 semanas para todos los casos salvo riesgo para la vida de la mujer hasta 23 semanas, obviamente corta e inaceptable. Además conlleva la ausencia de garantías de prestación en la sanidad pública, tampoco regula la objeción de conciencia y deja fuera a las mujeres inmigrantes, colectivo muy importante en las tasas del aborto del estado.

Una muestra más de que no buscan soluciones reales es la no financiación de anticonceptivos. Es absolutamente necesaria la total financiación de éstos, así como impulsar la educación sexual, reconociendo el derecho a decidir, el de una sexualidad independiente de la reproducción y el disfrute de esta desde las diferentes opciones sexuales.

No queremos decir que la ley actual sea positiva, nada más lejos de nuestra opinión, sino que tenemos la necesidad de desenmascarar al PSOE y su política. Una vez más vemos como se nos priva de decidir y se nos criminaliza, ajustando la nueva ley a las exigencias del sistema capitalista y el patriarcado.

Queremos remarcar la hipocresía del movimiento antiabortista, dado que son lxs mismxs que apoyan la pena de muerte y se muestran contrarios a las investigaciones científicas que pueden salvar muchas vidas.

La iglesia y la derecha siempre tan vinculada, se les llena la boca con el derecho a la vida y ¿donde queda el derecho a decidir sobre nuestra vida? No nos faltan ejemplos del posicionamiento de la iglesia en relación a la mujer, como cuando abogan por la despenalización de la violación o hacen apología de la violencia machista.

Vemos inaceptable la tutela de nuestro cuerpo, nadie puede decidir que hacer con él. Volvamos a la calle, defendamos nuestros derechos. DEPENDE DE NOSOTRAS

Mujeres por el aborto libre y gratuito





























Publicado en la Haine el 19 de octubre de 2009.

sábado, 17 de octubre de 2009

Aborto: Derecho a elegir


Grande es la polémica que levanta el aborto en los últimos tiempos. El anuncio de una nueva ley que regularice el tema ha puesto nerviosos a los sectores mas conservadores de la sociedad, aquéllos que tampoco se muestran conformes con la ley actual que permite la interrupción en tres supuestos: (1) por daños en el feto hasta la semana 22ª, (2) por incapacidad física o psicológica de la madre en cualquier momento, así como (3) por embarazo fruto de una violación hasta la semana 12. En estos casos la mujer se encuentra siempre obligada a dar explicaciones sobre una experiencia que la mayoría preferiría enterrar para siempre, traduciéndose en una intromisión por parte del juez en lo que debería ser una elección libre.

Seguir Leyendo...

La nueva ley, por contra, sustituye este sistema por uno de plazos. Sin entrar a profundizar demasiado en ellos y en la adecuación de los motivos, queremos apoyar la normalización del aborto en cualquier caso.

Para empezar, el aborto es una práctica que existe desde siempre y en la actualidad, cuando es sencillo encontrar una clínica que lo lleve a cabo de forma segura, hay mujeres que eligen automedicarse para perder el embrión, cuando no hacen cosas mucho peores, corriendo serios riesgos de desgarrarse o desangrarse. Por la seguridad de todas nosotras, lo mejor es que el aborto se normalice para que podamos ejercerlo sin riesgo y sin estar sometidas a tantas dificultades.

Por otro lado creemos que, por un error de métodos anticonceptivos o un error humano (sí, nosotras somos humanas, también cometemos fallos), no tenemos por qué estar obligadas a tener un hijo. Cualquiera con dos dedos de frente podrá entender las diversas causas por las que un embarazo puede no ser deseado, ya sea por ser adolescente y no estar preparada ni física ni psicológicamente, por no tener medios para el mantenimiento, u otras razones.

Recalcamos, pues, la importancia de que la mujer, por sí misma o contando con las circunstancias que la rodean, pueda elegir si es o no el momento.

El tener un hijo no puede imponerse por medios autoritarios como pretenden aquellos que hipócritamente se autodenominan “pro-vida”. Recordamos que hay que empezar por la educación y la concienciación, libre de mentiras, dogmatismos y demagogias, para que la gente opte libremente por no abortar o lo que es mejor, se esfuerce por prevenir un embarazo cuando no se desea.

Resaltamos que abortar es una opción, no una obligacióny que a nadie le gusta pasar por ello. No defendemos el aborto como un método anticonceptivo, sino como la solución a un problema al que no podemos enfrentarnos de otra forma como es un embarazo no deseado.

Exigimos que nos dejen elegir cuando estamos preparadas para ser madres, si es que algún día queremos serlo.

¡ABORTO LIBRE Y GRATUITO!

Federación de Estudiantes Libertarixs - Madrid

Publicado en La Haine el 17 de octubre de 2009.

Sobre la prostitución


x Carlo Frabetti

Diálogos plutónicos 3 :: Lo que hay que abolir no es la prostitución, sino el capitalismo, que todo lo convierte en mercancía y, antes o después, en basura.

Seguir Leyendo...

-¿Cómo puedes estar en contra de la abolición de la prostitución?

-Entre otras cosas, por la misma razón que estoy en contra de la “condena del terrorismo”: porque los términos no están bien definidos.

-¿Cómo que no? Todo el mundo sabe qué es la prostitución y qué es el terrorismo.

-En absoluto. Mucha gente confunde la prostitución con la explotación sexual y el terrorismo con la violencia no gubernamental.

-¿Y no son lo mismo?

-No. Por supuesto, la prostitución puede ir unida a la explotación sexual, del mismo modo que la construcción puede ir unida a la explotación de la mano de obra; y sin embargo nadie pide que se dejen de construir edificios.

-Pero la mayoría de las prostitutas son explotadas por mafias o por proxenetas.

-Aun suponiendo que así fuera, también la mayoría de los obreros son explotados. ¿Vamos a abolir la industria para acabar con la explotación?

-No es lo mismo. La industria es necesaria, mientras que la prostitución es una lacra.

-Muchas de las cosas que la industria produce actualmente en los países ricos, no solo no son necesarias, sino que son perjudiciales para la humanidad y para el planeta.

-Pero la sociedad actual no puede funcionar sin un alto grado de industrialización.

-La sociedad actual tampoco puede funcionar sin un alto grado de prostitución. La mayoría de las personas alquilan su cuerpo y/o su mente al mejor postor.

-Estás mezclando la prostitución real con la metafórica. No es lo mismo alquilar tu fuerza de trabajo que alquilar tu sexualidad.

-No, no es lo mismo. Pero elegir qué parte de tu cuerpo o de tu mente alquilas es, o debería ser, una decisión personal. Una licenciada en derecho que ejercía la prostitución me dijo: “Prefiero aguantar a un cliente diez minutos que a un jefe ocho horas por el mismo precio”. Por otra parte, incluso lo que llamas “prostitución real” es indispensable para el funcionamiento de nuestra sociedad. Dicho de otro modo, la mercantilización del sexo es un aspecto fundamental de la sociedad de consumo.

-¿A qué llamas “mercantilización del sexo”? ¿No es otra forma de denominar la prostitución?

-La mayoría de la gente solo entiende por prostitución el hecho de acostarse con alguien a cambio de dinero. Pero el matrimonio de conveniencia, ¿no es también una forma de prostitución? Por no hablar de sus innumerables variantes leves y difusas, como ponerse una blusa escotada para conseguir un empleo. En algún momento y en alguna medida, la mayoría de la gente comercia con el sexo.

-Tal vez. Pero, como tú mismo has señalado, hay formas leves y menos leves de hacerlo.

-Que dependen de las necesidades, las posibilidades, la sensibilidad y los escrúpulos de cada cual. ¿Quién tiene derecho a decir hasta dónde se puede llegar? Lo que nos lleva a otra cuestión que, por sí sola, basta para convertir el abolicionismo en una intolerable forma de injerencia en la vida privada de las personas: la imposibilidad de tipificar la prostitución.

-Si lo que quieres decir es que puede haber casos dudosos...

-Salvo en el caso de los inequívocos anuncios de los periódicos (que, paradójicamente, casi todos toleran), el “comercio carnal” siempre es dudoso. Si una mujer se me acerca por la calle y me propone que la acompañe, ¿quién tiene derecho a decir que lo hace por dinero y no movida por un súbito arrebato amoroso?

-Es evidente, por la forma de vestir, la zona...

-Hay “zonas”, como las discotecas, donde la gente liga con frecuencia y donde las mujeres suelen ir vestidas de forma “provocativa”. Pero no sería posible, ni lícito, controlar si los ligues de discoteca van acompañados de alguna forma de retribución.

-Pero en el caso de que pudiera demostrarse...

-Aunque pudiera demostrarse, si se puede pagar por un masaje, también se puede pagar por los llamados “servicios sexuales”. ¿Quién, y con qué derecho, establece la frontera entre un masaje relajante y un masaje erótico? Lo que dos o más adultos hagan con sus cuerpos en la intimidad es cosa suya. La intimidad es, por definición, el lugar donde el individuo deja de tener que rendir cuentas a la sociedad.

-¿Y por qué muchas personas y organizaciones de izquierdas son abolicionistas?

-Porque muchas personas y organizaciones de izquierdas aún no se han librado del yugo de la moral cristiano-burguesa, es decir, del nefasto puritanismo patriarcal, que niega o reprime la sexualidad femenina y el derecho de la mujer a decidir lo que hace con su cuerpo. El abolicionismo, en última instancia, es una forma sublimada de machismo.

-Entonces, ¿estás a favor de la prostitución?

-En absoluto. Me parece lamentable. Pero también me parece lamentable vender mis libros infantiles en vez de regalárselos a los niños. No estoy a favor de la prostitución, sino de quienes la ejercen: no se puede tomar ninguna medida relativa a este problema sin contar, ante todo, con ellas, con su opinión y sus reivindicaciones. Antes de “redimirlas”, hay que preguntarles si quieren ser redimidas, y de qué manera.

-Pero, sinceramente, ¿no te horrorizaría que una hija tuya fuera prostituta?

-Sí, me horrorizaría. Pero también me horrorizaría que fuera monja de clausura, guardia civil, princesa o ama de casa. Vivimos en un mundo horrible, sobre todo para las mujeres. Un mundo en el que “hijo de puta” es el mayor de los insultos cuando la prostitución es la menor de las culpas. Lo que hay que abolir no es la prostitución, sino el capitalismo, que todo lo convierte en mercancía y, antes o después, en basura.

Publicado en La Haine el 15 de octubre de 2009.

La interrupción voluntaria del embarazo es también lucha de clases


El próximo 17 de octubre el pueblo madrileño será testigo de una gran campaña orquestada por los sectores más cavernícolas de la iglesia católica y los partidos conservadores de derechas, en contra de la ley que regula la interrupción voluntaria del embarazo, con la que por primera vez en la legislación española se reconoce el derecho de la mujer a decidir sobre su salud sexual y reproductiva, quitando el aborto del código penal durante 14 semanas.

Seguir Leyendo...

Escondida tras el argumento de la defensa de los derechos del feto, la derecha saldrá a la calle en contra de este derecho de las mujeres. Un derecho que pone la vida de la madre por encima del derecho del feto... derecho a decidir sobre nuestra sexualidad, sobre nuestra posible maternidad, derecho de autonomía corporal, que se reconozca nuestra agencia moral, protección de la igualdad entre hombres y mujeres(1).

Esta gran campaña reaccionaria en marcha está utilizando todo su fuerza económica y mediática en la lucha por los derechos del ser virtual que es el no-nacido y la defensa de una idea de vida también virtual, que les permite separar la vida de las personas, de las circunstancias en que se desarrolla(2). Estas circunstancias no son otras que las que nos ofrece “el estilo de vida occidental y cristiano”, más conocido como sistema capitalista, con el resultado de que 10 millones de niños mueren antes de cumplir 5 años, más de las dos terceras partes recién nacidos.(3)

El discurso mentiroso de la defensa de la vida virtual sacará a la calle a miles de mujeres y hombres de buenas intenciones que, sin reflexionar sobre sus propias creencias y sus propios intereses, dan cada cuatro años su voto a los sectores convocantes, responsables políticos y económicos de la privatización de los servicios públicos y las jornadas laborales imposibles con salarios miserables, impidiendo en la práctica el cuidado de esos niños que tanto dicen defender.

Estas organizaciones, andrócentricas y sexistas, tienen a la cabeza muchos hombres y algunas mujeres de ideología capitalista y patriarcal, se arrogan el derecho de decidir por las mujeres, sobre todo las más pobres, que son las que no disponen de sanidad privada, y, hasta hace muy poco en este país, abortaban en mesas de carnicero.

La solución de la adopción, de la que hablan much@s con total irresponsabilidad, se expresa en un teléfono de la Comunidad de Madrid para recoger hijos abandonados que, junto con el teléfono de recogida de trastos viejos, fomenta que las mujeres más vulnerables, ignorantes de sus derechos, pasen por los 9 meses de embarazo sabiendo que nunca podrán cuidar de ese hijo, arrastrando de por vida sentimientos de culpa y arrepentimiento, buscando y muchas veces reclamando ese niño a los padres adoptivos en una lucha que tienen perdida de antemano.

Esta opción se contrapone con la de la interrupción del embarazo, que es un derecho al que deberían poder acceder todas las mujeres del mundo. El embarazo no deseado es un "marrón", mientras que el aborto en un centro de salud con todas las garantías representa un enorme alivio. Es cierto que lo ideal es no quedarse embarazada pero ante el hecho, la interrupción a las pocas semanas, como sucede en el 97% de los casos, es sin lugar a dudas la alternativa más justa y que menos repercusiones tiene.

Lamentablemente el movimiento feminista carece de herramientas para hacer frente a la agresión a nuestros derechos, que se expresará el 17 de octubre en las calles de Madrid.

Mientras la mayor parte del activismo se concentre en las instituciones o la universidad, no hay posibilidad de hacer llegar a la mujer de la calle las herramientas teóricas y prácticas acumuladas en los últimos 40 años de lucha del movimiento feminista. Las cosas seguirán así hasta que tomemos conciencia de la necesidad de organizarnos en colectivos feministas anticapitalistas sólidos, y las jóvenes de izquierdas dejen de depender de los tiempos y prioridades de sus compañeros para, de una buena vez, enfrentar los mandatos patriarcales internalizados por la sociedad en su conjunto.



Notas:

(1). Véase el excelente artículo de Violeta Barrientos y Beatriz Gimeno “Nuevas perspectivas en el debate sobre el aborto: el aborto libre como derecho”

(2) Véase Manifiesto Universitario a favor del derecho a nacer

(3) Cifras de UNICEF sobre la infancia y la maternidad:

Cada año mueren más de 10 millones de niños antes de cumplir 5 años, a menudo por causas prevenibles; otros 10 millones más son huérfanos a causa del SIDA; y 150 millones de niños padecen malnutrición. 120 millones no van a la escuela, el 53% niñas.

30 millones de niños que son víctimas de la trata de niños para su explotación sexual, la prostitución comercial y la esclavitud infantil.

Más de las dos terceras partes de los niños que mueren anualmente son recién nacidos. Sus muertes tienen las mismas causas que las de sus madres, como por ejemplo la mala salud de las madres y la falta de atención suficiente durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto. Pero los recién nacidos corren otros riesgos, entre ellos la falta de atención esencial, las infecciones, daños sufridos durante el nacimiento, la asfixia y problemas relacionados con nacimientos prematuros.

Todos los años mueren unas 515.000 mujeres como consecuencia del embarazo y el parto.

Al año nacen en el mundo 13 millones de niños hijos de adolescentes. La probabilidad de que las muchachas de edad comprendida entre los 15 y los 19 años mueran en el parto es el doble que la de las mujeres cuya edad está comprendida entre los 20 y los 30 años; las menores de 15 años tienen cinco veces más probabilidades de morir. Tener un hijo durante la adolescencia limita también la educación de la madre y sus perspectivas de obtener ingresos. (UNICEF 2009)

En el mundo mueren unas 70.000 mujeres al año en países donde el aborto es ilegal. En 2003, se practicaron 20 millones de abortos inseguros, el 97 por ciento de los cuales se efectuó en regiones pobres y lugares donde la práctica está prohibida. (Amnesty International).

Todas esta cifras ocultan que las tasas de mortalidad y las situaciones de vulnerabilidad son más altas entre los niños y las madres más pobres que entre los más ricos.

Publicado en La Haine el 15 de octubre de 2009.

jueves, 15 de octubre de 2009

La jerarquía de la Iglesia católica quiere perpetuar la sumisión de la mujer en la familia y en la sociedad


Ante la manifestación contra la Interrupción Voluntaria del Embarazo que tienen previsto celebrar grupos “ultras” ligados a la jerarquía de la Iglesia católica y a la derecha política, el día 17 de octubre, Europa Laica sostiene que estos sectores plantean una batalla ideológica por perpetuar una sociedad patriarcal y teocrática, cuya piedra angular es la sumisión de la mujer en la familia y en la sociedad. Bajo la coartada del supuesto “derecho a la vida”, estos grupos pretenden impedir el avance de los derechos reproductivos, afectivos y sexuales de la mujer y frenar así la completa equiparación de derechos de mujeres y hombres en la sociedad.

Seguir Leyendo...

Europa Laica recuerda que siempre que una mujer decide interrumpir su embarazo se enfrenta a una decisión personal dura, que puede tener una fortísima repercusión psicológica y emocional sobre ella. Se equivocan gravemente, por tanto, aquellos que imaginan a la mujer como una simple máquina reproductiva, sin tener en cuenta su voluntad. La decisión libre de cuándo y cómo ser madre, o en su caso la interrupción voluntaria del embarazo es una decisión que corresponde a la mujer, en el ejercicio de su libertad de conciencia, de su dignidad y autonomía moral.

Esta asociación sostiene que acerca de este tema existe una enorme hipocresía clasista, pues las clases más poderosas (algunas de las cuales se pronuncian radicalmente contra el aborto) tienen la posibilidad de practicarlo en las mejores clínicas privadas, dentro y fuera de España y algunos sanitarios “objetores” en la sanidad pública supuestamente la practican en la sanidad privada. Mientras, las mujeres de las clases más modestas y desfavorecidas cultural y económicamente, han de sufrir un verdadero calvario administrativo, económico, de riesgos jurídicos y de estigmatización para poder ejercer un derecho cívico fundamental: el derecho a decidir. Este derecho, por falta de información y apoyo, en muchas ocasiones muchas mujeres no pueden ejercer, generando una situación posterior grave para ellas, su entorno y el propio nacido.

A Europa Laica le sorprende que aquellos que se “rasgan las vestiduras” por la existencia de interrupciones de embarazo legales sean quienes no mueven un solo dedo para procurar que disminuyan, e incluso se oponen con todas sus fuerzas a que exista una auténtica educación afectivo-sexual en las escuelas y se opongan a que los métodos anticonceptivos resulten accesibles.

Europa Laica considera urgente reformar la legislación actual, vigente desde 1985, donde la mujer aparece tutelada por jueces, médicos, psicólogos, policías y, de hecho, no se le reconoce autonomía de juicio y capacidad de decisión responsable.

La actual normativa ha provocado una enorme inseguridad jurídica a las mujeres, que son vulnerables ante cualquier denuncia de novio, marido, o anónima, conculcando sus derechos más elementales, incluido el derecho a su intimidad. Para Europa Laica esta concepción de la mujer es una irregularidad y un anacronismo dentro de nuestro ordenamiento jurídico, no acorde con la evolución de un sistema democrático que ha transformado a la sociedad española en los últimos lustros.

Madrid, 15 de octubre de 2009


Publicado en Kaos en la red el 15 de octubre de 2009.

sábado, 10 de octubre de 2009

[Manifestación] Yo decido sobre mi cuerpo. Aborto libre y gratuito.



Seguir Leyendo...

Ante la nueva ley de plazos para abortar propuesta por el PSOE, digamos alto y claro que lo que realmente necesitamos las mujeres no es esta ley, sino la despenalización total del aborto.

La ley de plazos no es más que un retroceso legislativo que genera más restricciones, porque actualmente sólo depende de plazos uno de los supuestos despenalizados, mientras en la nueva ley se marca un plazo de 14 semanas para todos los casos salvo riesgo para la vida de la mujer hasta 23 semanas, obviamente corta e inaceptable. Además conlleva la ausencia de garantías de prestación en la sanidad pública, tampoco regula la objeción de conciencia y deja fuera a las mujeres inmigrantes, colectivo muy importante en las tasas del aborto del estado.

Una muestra más de que no buscan soluciones reales es la no financiación de anticonceptivos. Es absolutamente necesaria la total financiación de éstos, así como impulsar la educación sexual, reconociendo el derecho a decidir, el de una sexualidad independiente de la reproducción y el disfrute de esta desde las diferentes opciones sexuales.

No queremos decir que la ley actual sea positiva, nada más lejos de nuestra opinión, sino que tenemos la necesidad de desenmascarar al PSOE y su política. Una vez más vemos como se nos priva de decidir y se nos criminaliza, ajustando la nueva ley a las exigencias del sistema capitalista y el patriarcado.

Queremos remarcar la hipocresía del movimiento antiabortista, dado que son lxs mismxs que apoyan la pena de muerte y se muestran contrarios a las investigaciones científicas que pueden salvar muchas vidas.

La iglesia y la derecha siempre tan vinculada, se les llena la boca con el derecho a la vida y ¿donde queda el derecho a decidir sobre nuestra vida? No nos faltan ejemplos del posicionamiento de la iglesia en relación a la mujer, como cuando abogan por la despenalización de la violación o hacen apología de la violencia machista.

Vemos inaceptable la tutela de nuestro cuerpo, nadie puede decidir que hacer con él. Volvamos a la calle, defendamos nuestros derechos. DEPENDE DE NOSOTRAS.


Manifestación el 17 de Octubre a las 19h en Fuente Dorada.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Para jóvenes inconformistas: La Mujer ante el mundo


Dicen los manipuladores de Biblias que la primera noticia histórica que tenemos de la mujer está en el Génesis, se llamaba Eva y sedujo a Adán, el primer hombre del mismo libro. Así que la historia de Eva, la mujer, con respecto al varón tuvo un mal comienzo según ellos: el engaño para conseguir algo deseable contrario a la voluntad de Dios. El varón, de no ser por ella, hubiera vivido tranquilamente en el Paraíso Terrenal aceptando la Voluntad divina. Esto es lo que dicen los enemigos de la mujer, y por cierto, de Dios. A algunos de ellos los iremos conociendo y desenmascarando en este capítulo.

Seguir Leyendo...

Claro que nunca existió el famoso Paraíso Terrenal, ni Adán ni Eva, a no ser que queramos dar nombres genéricos a los dos sexos. No, nuestra querida madre Tierra nunca fue un paraíso a no ser para algunas de sus criaturas, y por albergar el agua, vehículo de vida universal; a la madre Natura. Y por supuesto, a la mujer.

Planeta Tierra es una escuela de aprendizaje y para muchos, lugar- a veces terrible, aunque voluntario- de purificación o de expiación para ponerse en orden con las leyes que rigen el Cosmos tras oponerles la voluntad propia en uso del libre albedrío, lo que dio origen a nuestro voluntario alejamiento de los mundos perfectos en los que fuimos creados .Este proceso de rebelión es conocido universalmente como “la Caída”. Y este mundo imperfecto es la prueba de ello.

La rebelión de una parte de nosotros contra Dios provocó un proceso de pérdida de energía espiritual en la mayoría de nosotros- los rebeldes- y la consiguiente involución progresiva hacia la materia en un proceso de un sinnúmero de millones de años que nos llevó a tener necesidad de un cuerpo físico para poder vivir en un Planeta acorde con nuestra vibración. A su vez, este Planeta se convirtió en un refugio preferido por los rebeldes, llegados como astronautas cósmicos, que es lo que propiamente somos: cuerpos de energía (almas) sostenidas por la energía cósmica (Vida o Dios en nosotros)con una envoltura terrestre orgánica, esta última confecha de caducidad a la que llamamos muerte.

La discusión entre creacionistas y evolucionistas no es en realidad una discusión entre si Dios creó al hombre del barro como dicen los fanáticos de las biblias o si debemos dar la razón a los fanáticos darwinistas. Creo que es mucho más lógico pensar que lo que somos: energías pensantes con capacidad de sentir, no puede proceder del mundo material (energía degradada o de baja vibración) cualquiera que sea la explicación con que se intente justificar nuestro ser y estar en el mundo.

Y Eva, la mujer, ha tenido el alto cometido de colaborar a materializar existencias humanas tras haberlas llevado en su propio seno. Esto la debería situar en un lugar privilegiado en nuestro mundo si fuéramos seres civilizados.

Sin embargo el “hijo de Adán” ha tenido que ver con un fenómeno llamado machismo (un rostro sobresaliente del más puro y duro egocentrismo en este caso del varón) muy útil para el propio beneficio personal de cada machista y para el sostén socioeconómico del poder y de las castas sacerdotales. El machismo degrada a la mujer viendo en ella no un ser semejante, de igual valor y complementario que el hombre, sino un ser inferior. Esta ideologíat iene su proceso.

La desigualdad de poder entre individuos y clanes se tradujo en desigualdades sociales y económicas unidas estrechamente al sometimiento de la mujer. Clasismo y machismo son inseparables entre sí y de su origen: el egoísmo de espíritus poco desarrollados, llevado a la vida social y personal por medio de la astucia, la intriga y la violencia, entre otros recursos propios de los espíritus débiles. La violencia y la agresión son señas de identidad, precisamente, de los espíritus débiles, pero quien la practica de un modo sistemático y en manada puede llegar a ser jefe y adquirir prestigio y poder, y a quien lo posee se le suele confundir con un individuo superior a pesar de su debilidad como ser sub-evolucionado.

Quien ostenta el poder encumbra a sus amigos y se crea enemigos a los que deberá someter y mermar sus bienes para mantenerse, o para adquirir más prestigio y poder. Como el pez que se muerde la cola, cuanto más encumbramiento económico y social de un grupo de poder,mayores posibilidades de ejercer dominio sobre otros, hasta ser gobiernos o controlar a los gobiernos, como sucede con el poder de las iglesias, el poder financiero y el poder las empresas multinacionales en la actualidad. Por lo demás todos conocemos la secuencia histórica del origen de las monarquías, de la aristocracia, del alto clero, de los linajes terratenientes patriarcales, de las clases burguesas posteriores y de los clanes políticos, financieros y comerciales modernos que fueron naciendo, mezclándose y extendiéndose hasta desembocar en ese exiguo número de “familias” de potentados, (unas CUATROCIENTAS) que controlan, literalmente hablando, las riquezas del mundo, con los crueles y destructivos resultados que vemos a diario. Estamos en manos de desalmados y criminales.

Los cimientos que sostienen este mundo están fuera del orden divino, pero pretenden ser los cimientos del orden mundial. Más exactamente: del llamado Nuevo Orden Mundial. El mundo al revés.

¿Pero no se nos dice que la mujer se ha liberado?

En la medida que la sociedad se fragmentaba en clases sociales y se asentaba mediante la violencia, la mujer, cuyas tendencias naturales primeras, como madres, es evitar que mueran sus hijos en las permanentes guerras,se convirtió en un estorbo para los dirigentes belicistas. Por lo tanto se le sometió por la fuerza bruta y se le neutralizó con la ayuda de la religión hasta conseguir que gran parte de ellas, a fuerza de reclusión, miedo, ignorancia y castigos fuese reducida a la condición de sierva sumisa y continuadora del machismo que la denigraba. Y esto es parte principal, aunque no toda, del origen del machismo que todavía subsiste en todas las sociedades, en las religiones de oriente y occidente, en muchas personas, y, en la propia estructura social mundial.

Algunos crédulos de Sistema dirán: “Esto parece una exageración. ¿Acaso no existe una incorporación de la mujer al trabajo, viéndose así liberada de su oscuridad social en el hogar, viniendo ahora a tenerlos mismos derechos que el hombre? Aquí y allá en gran parte del ancho mundo, la mujer no tiene derecho a la educación, a tener bienes propios, a reclamar si es repudiada o violada, a llevar el rostro descubierto o simplemente ni siquiera a nacer, pues ¿cuántas niñas son abandonadas, muertas o vendidas como esclavas sexuales, domésticas o laborales todavía hoy? Su número debe ser escalofriante.Por no hablar de la terrible sharia del fanatismo islamista.

Porque tras la falsa idea de la liberación de la mujer, más divulgada en Occidente que en el resto del mundo, están los intereses ocultos de los promotores de la idea: conseguir su triple explotación como ama de casa, como obrera con menor salario, y como cuidadora y educadora de los hijos, si los hay. Y como objto sexual, por supuesto.


Otros objetarán: ¿No existen mujeres actualmente en puestos de responsabilidad empresarial, en la política y entre los mandos militares?

Es cierto, pero eso no es un indicador de cambio social. En primer lugar, su número es poco significativo comparado con el de los varones. En segundo lugar y esto es lo principal,tienenquee starde acuerdo con el Sistema, al que sirven doblemente: como elementos de refuerzo y como escaparate ante la sociedad para hacernos creer que el capitalismo ha superado al machismo y su ideología respeta a la mujer. Que se lo digan a las que son despedidas en cuanto quedan embarazadas y a muchas otras discriminadas de tantos modos como conocemos.

Y si se trata de los grupos políticos conservadores y ultras y de sus religiones correspondientes que tanto alardean de la defensa de la mujer,nunca son ellas quienes toman las decisiones en sus organizaciones (y por supuesto en las familias): se limitan a transmitir las que se les dicen, a ser madres y esposas sumisas : toca obedecer al patriarca correspondiente. Pero no son excepciones: por desgracia es práctica muy habitual en la mayor parte de la humanidad, lo que viene a corroborar el verdadero grado evolutivo del conjunto. ¿O es que no hay quienes tenidos como revolucionarios son machistas en casa?

Con un falso sentido reivindicativo en muchas ocasiones frente a los varones, la mujer, engañada y/o sometida, se ha integrado finalmente en el sistema de opresión machista que las explota en todas partes. Las radicales feministas presentan el tema como una lucha entre sexos, lo que es una tremenda simplificación y un desvío de la cuestión principal. Y ven con buenos ojos la existencia de mujeres en el ejército, por ejemplo. Pero ¿qué decir de estas mujeres militares?... Se le concede el mismo derecho a matar que a los varones, y se les viste del mismo uniforme. ¿Es esto liberación o es acceso a la misma perversión? ¿Son acaso los ejércitos o­nG, o son mecanismos de opresión y destrucción cuando se les da la orden?... ¿Se libera la mujer soldado cuando se le concede licencia para matar, a ella que es propagadora esencialde vida?¡Qué gran contradicción!¡Hasta donde ha llegado la manipulación ideológica para degradar a la mujer!

¡Igualdad de derechos!, reclaman las que visten uniformes, ¡libertad de la mujer al fin! Y ¿dónde hay menos derechos y menos libertad que entre los que visten uniformes, cualquiera que sea su sexo?

Publicado en Kaos en la Red el 07 de octubre de 2009.

martes, 6 de octubre de 2009

Honduras: Videos de las acciones de las feministas en resistencia contra el golpe de estado


La Red Lésbica cattrachas y las Feministas en Resistencia integrantes del Frente Nacional contra el Golpe de estado en Honduras, presenta nuevos materiales audiovisuales de las acciones.

Seguir Leyendo...

1.- Video sobre el Desalojo De Las Feministas En Resistencia De Plantón En La Zona De La Embajada Del Brasil

2.- Entrevista a la maestra Agustina Flores López, primera mujer presa política del gobierno de facto de Roberto Micheletti

3.- Sentires y pensares de Agustina Flores con relación a Berta Cáceres, lidereza indígena y feminista.






viernes, 25 de septiembre de 2009

Concentración en Valladolid por la despenalización del aborto


28 de septiembre: Día Internacional por la despenalización del aborto.
Concentración a las 8 de la tarde en la Pza. Fuente Dorada.

¡Qué no decidan por nosotras!

Convoca: Mujeres por el aborto libre y gratuito.

Seguir Leyendo...



¡¡NOSOTRAS PARIMOS, NOSOTRAS DECIDIMOS!!

En el estado español el aborto es un delito castigado con pena de cárcel salvo en tres supuestos despenalizados: malformación del feto, violación y graves consecuencias físicas o psíquicas para la madre.

En estos momentos se encuentra en trámite parlamentario la aprobación de “La ley orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo”. Se trata de una ley que mantiene el aborto en el Código Penal y establece plazos de libre decisión que se sitúan entre los más restrictivos de las legislaciones europeas.

El aborto es un derecho, no un delito. La derogación del artículo 145 del Código Penal es un requisito irrenunciable si queremos hablar de una ley que respete los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres y su autonomía como personas, miembros de una sociedad que no discrimina por razón de sexo.

El derecho de las mujeres a decidir debería situarse en el centro de la nueva ley, pero la realidad sigue siendo la criminalización de las mujeres, ajustándose una vez más a vez más a las exigencias del sistema capitalista y patriarcal que nos explota.

Por lo tanto denunciamos que la nueva ley:

- Conserva los elementos de control patriarcal sobre las mujeres, su vida y su cuerpo.
- El plazo de 14 semanas es corto, a la vez que sigue poniendo límite a la libre decisión de la mujer, estableciendo una fuerte tutela del estado.
- Se da una total ausencia de garantías de su prestación en la sanidad pública.
- No regula la objeción de conciencia amparando el continuo fraude de ley a este respecto.
- Los casos de grave riesgo para la vida de la mujer quedan fuera de la ley a partir de las 23 semanas.
- La anticoncepción no se financiará en la sanidad pública.
- No tiene en cuenta a las mujeres migrantes, colectivo muy importante en las tasas de aborto del estado, más ahora con la reforma de la ley de extrajería en la que se les van a restringir derechos sanitarios.

Desde Mujeres por el aborto libre y gratuito exigimos de la nueva regulación:

- La total despenalización del aborto y su regulación como un derecho estableciendo las necesarias garantías para su ejercicio y respeto del mismo.
- La decisión libre sin periodos de reflexión:
- El carácter gratuito e igualitario.
- La educación afectivo sexual en la enseñanza pública.
- Formación específica en las profesiones sanitarias.
- Seguridad jurídica tanto para las mujeres que deciden interrumpir su embarazo como para las personas sanitarias que lo realizan.


Mujeres por el aborto libre y gratuito

jueves, 10 de septiembre de 2009

Mujeres Libres (1936-1939): cuando florecieron las rosas de fuego (II)


x Nelson Méndez P.

"Ya ves Mercedes, no hemos desaparecido! Aquella semillita que con tanta fe, ardor y esfuerzo sembramos, luchando contra reloj, porque teníamos el tiempo contado, ¡GERMINÓ!"

Seguir Leyendo...

Lo específico en las ideas de MM. LL.

El feminismo hispano anterior al nacimiento de MM. LL. era un movimiento que expresaba visiones y objetivos de sectores de clase media, con énfasis en el logro paulatino de los derechos políticos y en ir disminuyendo lo más absurdo de una tradición espiritual y jurídica misógina, ocupándose relativamente poco de la discriminación social, educativa y cultural que padecían las españolas obreras y campesinas. La aparición de este colectivo libertario marca una ruptura con esas limitadas experiencias previas, así como con el esfuerzo paralelo en el tiempo de comunistas, socialistas y falangistas de crear las secciones femeninas de los respectivos partidos, concebidas como meras correas de transmisión para llevar consignas y ordenes a un sector de la población para el que no se definían políticas específicas y que en lo esencial debía someterse a la dirección partidista, integrada siempre por varones, si acaso con alguna mujer que aceptara esa dominación de género. Al respecto, hasta el mismo nombre de Mujeres Libres enuncia una perspectiva teórico-práctica fundamentalmente distinta a lo que expresaba, por ejemplo, la Asociación de Mujeres Antifascistas controlada por el Partido Comunista, en cuya denominación ya se apunta que los objetivos específicamente femeninos son secundarios en la estrategia partidista de constituir – y controlar - un frente popular antifascista.

A pesar de la afluencia de activistas provenientes de las otras instancias del movimiento libertario (CNT, Federación Anarquista Ibérica - FAI - , Juventudes Libertarias, los ateneos libertarios), desde el principio MM. LL. funcionó de modo autónomo, sin subordinarse a ninguna de las estructuras previamente existentes, pues se consideraba que la organización separada permitiría una acción más eficaz en los temas que particularmente concernían a la mujer, ya que sólo con la acción femenina autogestionada se podría adquirir la confianza y capacidad para participar como iguales a los hombres en la tarea de construir un mundo mejor. Esto se explicaba así en la revista MUJERES LIBRES: "No luchamos contra los hombres, No pretendemos sustituir el dominio masculino por el femenino. Es necesario trabajar y luchar juntos pues sino nunca tendremos la revolución social. Pero necesitamos nuestra propia organización para luchar por nosotras mismas" [citado en Liaño y otras, 1999b: 18]. Esa misma autonomía se manifestó en las relaciones con otras organizaciones de mujeres del campo republicano, a las que repetidamente se tuvo que aclarar que MM. LL. no estaba dispuesta a limitar su acción en pro de transformar radicalmente la condición femenina, en aras de compromisos políticos coyunturales como el de la “unidad antifascista”.

MM. LL. compartía sin duda la estrategia anarcosindicalista de lucha de clases y la visión comunista libertaria de la CNT y la FAI[1], pero entendía que en ese marco cabía desarrollar sus objetivos organizacionales específicos, resumidos en dos consignas: capacitación y captación. Lo primero se refería al trabajo educativo, para ayudar a las mujeres obreras y campesinas a superar las enormes carencias de instrucción formal que padecían, lo cual era condición básica para acceder a lo segundo, pues las mujeres que se superaban a través de la educación podrían incorporarse y participar activamente en ese proceso de transformación social profunda impulsado por el movimiento libertario español en las áreas donde tenía predominio (particularmente en Cataluña y Aragón).

Como propuestas para modificar a corto plazo la situación femenina en España, los esfuerzos más insistentes de la Agrupación apuntaron a lo siguiente:

- Sobre el trabajo asalariado: La participación de la mujer era indispensable, porque en ello se fundaba la independencia económica femenina. Por las urgencias de la guerra civil se aceptó la incorporación masiva de las mujeres a laborar en las fábricas, pero MM. LL. no quería simplemente esa función de emergencia, pues propugnaba un derecho definitivo al trabajo. Para que ese derecho no fuese mera acumulación de cargas adicionales sobre las espaldas femeninas, propugnaban la instalación generalizada de comedores populares y guarderías, así como que las faenas hogareñas fuesen compartidas.

- Relaciones de pareja: Este aspecto lo vinculaban con la independencia económica, pues sin ésta no es posible construir el amor libre, que es la relación basada en la libertad para asumir conscientemente el acuerdo de compartir la existencia, y nada tiene que ver con esa caricatura de promiscuidad sexual sin compromiso que ha promovido como espantajo el conservadurismo religioso de entonces y de ahora. En tanto anarquistas, repudiaban el control y sanción institucional (estatal o eclesiástico) sobre las uniones, porque tal ingerencia refuerza el papel dominante de esas estructuras de poder, además de consolidar la desigualdad hombre-mujer en las relaciones interpersonales.

- Prostitución: Sobre este tema hicieron proposiciones originales. La consideraban como un resultado inherente al sistema capitalista y estaban en su contra, pero a favor de las prostitutas. Decían que no se podía acabar con la explotación sexual sólo con medidas policiales, pues ello supondría dejar sin trabajo a muchas mujeres. Plantearon que inicialmente debía existir una prostitución liberatoria, con exámenes y tratamientos médico-sicológicos, orientación y capacitación en trabajos sustitutos, ayuda moral y económica, que progresivamente llevasen a la desaparición de este "oficio".

- Educación infantil: siendo un asunto al que prestaron la mayor atención, sostenían que en las escuelas capitalistas se adquiría una mentalidad encasillada por los valores burgueses, por lo que era esencial que todos los involucrados diesen un giro total al proceso educativo, potenciando una escuela para la libertad a la que asistiesen juntos niñas y niños, iniciativa radical para la época en España. Además se reivindicaba la teoría y la experiencia de la pedagogía libertaria que desde el Siglo XIX se había asociado estrechamente con el movimiento anarquista[2].

- Familia: Criticaban la jerarquización autoritaria que imperaba en su seno y su sometimiento al poder paternal. En opinión de MM. LL., la mujer y los hijos carecían de todo derecho a expresarse dentro de la familia tradicional, siendo que el sistema capitalista utiliza esta institución para favorecer la propiedad privada y la sumisión a los poderes autoritarios, de modo que la estructura familiar debía transformarse radicalmente en términos de igualdad, libertad y solidaridad unidos con lo que se planteaba respecto a las relaciones de pareja.
- Educación sexual: Enfrentando al oscurantismo de raíz clerical que para entonces campeaba en la península ibérica, con tanta fuerza que era visible hasta entre quienes se consideraban “de izquierdas”, MM. LL. insistió en abrir canales para informar y discutir sobre la sexualidad, incluyendo temas para entonces tabú como los métodos anticonceptivos o el aborto, en tanto la consideraban un aspecto esencial de la vida humana, que debía ser conocido para ser transformado en el sentido más positivo para la felicidad individual y colectiva.

Es necesario apuntar que las ideas y la existencia misma de MM. LL. enfrentaron resistencias incluso dentro del ámbito libertario, donde a pesar de brindarse cierto apoyo económico, locales de funcionamiento y espacio en la prensa ácrata, no se quiso aceptar a la Agrupación como un organismo igual a la CNT, la FAI y las Juventudes. Cuando MM. LL. solicitó formal reconocimiento en un pleno nacional del movimiento libertario en octubre de 1938, se le respondió que “una organización femenina sería para el movimiento obrero un elemento de desunión y desigualdad, con consecuencias nefastas en el desarrollo futuro de la clase obrera.” [citado por Nash, 1975: 19]

Ciertamente tal resistencia a reconocer la especificidad y necesidad de autonomía en la lucha femenina puede interpretarse como una muestra de la opresiva tradición del dominio de género, presente con todo su peso en la España de entonces, que llevaba a la mayor parte del anarquismo ibérico a ver la lucha de MM. LL. con condescendencia pero como algo secundario, mientras que los libertarios de talante más puritano se incomodaban porque esa lucha asomaba en tópicos tan escabrosos como los relacionados con la sexualidad. Ni que decir que fuera del ámbito ácrata eran vistas como la expresión más acabada y pintoresca de la "locura anarquista", infamia que luego se usaría para justificar un desdén – vigente aún para muchos - hacia esa experiencia de lucha.

MM. LL. en acción

Para aclarar que no hablamos de un colectivo cuya existencia fuese básicamente testimonial o teórica, se impone destacar la labor concreta que en menos de 3 años de existencia realizó la Agrupación:

- Aparte de la revista ya mencionada, muchas de las agrupaciones locales de MM. LL. tenían sus propias publicaciones, además de difundir textos e informaciones en el resto de la prensa libertaria. También hay testimonio de la impresión de un sinnúmero de folletos, hojas de propaganda, afiches y libros, para cuya referencia más detallada se puede ver lo indicado en Ackelsberg [1999], Giambelli [1998], Iturbe [1974] y Liaño y otras [1999].
- Realización de una amplísima labor de capacitación educativa básica y aprendizaje laboral dirigida a las mujeres obreras y campesinas. Para ello, en muchos sitios se participó dentro de las iniciativas impulsadas por los sindicatos, mientras que en Barcelona MM. LL. puso en marcha de modo independiente el "Casal de la Dona Treballadora", donde se atendían entre 600 y 800 mujeres en clases de alfabetización, instrucción básica, mecánica y agricultura, sin olvidar enseñanza sindical y temas económico-sociales.
- Vale indicar que si bien en los primeros días de la Guerra Civil hubo una espontánea integración de mujeres a las milicias anarquistas, eso no ocurrió por iniciativa de MM. LL., desde donde se hizo todo lo posible a favor de esas combatientes, que fueron excluidas de la línea de batalla con la militarización de las milicias en noviembre de 1936. En todo caso, MM. LL. mantendría su esfuerzo a favor de canalizar el máximo de suministros hacia el frente.
- Se promovieron jornadas de agitación y propaganda, programas de radio, bibliotecas móviles y eventos culturales resaltando el papel de las mujeres organizadas para transformar por si mismas las condiciones de la existencia femenina, lo que resultaba imprescindible en el proceso hacia la revolución social que proponía el anarquismo. Se enfatizó en orientar estas actividades hacia las colectividades agrarias e industriales impulsadas por la CNT y la FAI.
- Participación directa en la creación y gestión de guarderías y comedores populares, respondiendo a una reivindicación inmediata de las trabajadoras. También se impulsó el funcionamiento de orfanatos y centros de apoyo a los refugiados, en auxilio a las víctimas más desvalidas del conflicto armado.
- En el área de salud, MM. LL. fomentó la creación de una Escuela de Enfermeras y el Instituto Materno-Infantil Louise Michel, ambos en Barcelona. Debe decirse que – habiendo tomado la CNT la polémica decisión táctica de participar en el gobierno republicano - la Ministra de Sanidad era Federica Montseny, a quien correspondería la paradójica circunstancia, para una anarquista, de ser la primera mujer en el mundo que ocupase una cartera ministerial.
- También en conjunto con el Ministerio de Sanidad, se trabajó en hacer funcionar los "liberatorios" de prostitución.

Toda esa fulgurante actividad y reflexión se vio truncada por el triunfo de los fascistas de Franco, que condujo a estas mujeres a la cárcel, al exilio, a volver a la situación contra la que se habían rebelado, o lo que tal vez fue peor, a un silencio que negaba a muchas tan siquiera mencionar la experiencia más rica de sus vidas. Entre la desesperanza y debilitamiento que significó el exilio para el anarquismo español, parte de lo peor le tocó a las veteranas de MM. LL., a quienes ni siquiera les fue posible mantener estructuras organizadas en la clandestinidad o en el exterior, como si pudieron hacerlo otras expresiones del movimiento libertario ibérico. Apenas si se registró el esfuerzo, iniciado por Suceso Portales, Sara Berenguer y otras, de publicar la revista MUJERES LIBRES DE ESPAÑA EN EL EXILIO, que comenzó a aparecer en Londres en 1964, luego se siguió editando en Francia y se mantuvo por 47 números hasta 1976, pero que fue prácticamente desconocida fuera de reducidos círculos de la envejecida emigración ácrata española.

Aquellas extraordinarias mujeres tuvieron que esperar muchos años para al menos rememorar en conjunto, y también para que hubiese oídos atentos a escucharlas, así como a seguir el rumbo que ellas abrieron, tomando el mismo nombre de Mujeres Libres para iniciativas anarcofeministas que ahora funcionan en Francia, Colombia, Argentina, Estados Unidos y España. La herencia principal que han legado a la posteridad es que si es posible construir – pese a estar en medio de una difícil coyuntura – un movimiento feminista radical de masas, que a través de la acción directa promueva cambios sustanciales e inmediatos en la condición de sometimiento a la cual están sujetas tantas mujeres. Por decirlo con palabras de Concha Liaño: "Hoy apenas quedamos las veinteañeras de esa gesta. Todas las mencionadas han desaparecido. Bastantes somos las que les debemos mucho. Y la autora de estas líneas más que ninguna. Desde aquí quiero reiterar que nunca las olvidé y que las he llevado en mi corazón a través de tantos años de ausencia física. ¡Ya ves Mercedes, no hemos desaparecido!... Aquella semillita que con tanta fe, ardor y esfuerzo sembramos, luchando contra reloj, porque teníamos el tiempo contado, corto, ¡GERMINÓ!" [Liaño, 1999a: 4].


Notas:

[1] Su formulación más conocida está en las resoluciones del IV Congreso de la CNT, Zaragoza, mayo 1936.
[2] Esta asociación había tenido un exponente ilustre en el catalán Francisco Ferrer (1859-1909), fusilado por quienes no hallaron otro modo de detener su innovadora acción pedagógica.


Mujeres Libres (1936-1939): cuando florecieron las rosas de fuego (I)
Extraído de: http://www.nodo50.org/ellibertario/textos.html

Publicado en La Haine el 10 de agosto de 2009.

Mujeres Libres (1936-1939): cuando florecieron las rosas de fuego (I)


x Nelson Méndez P.

Se ha dicho que la historia la escriben los vencedores, pero más importante aún es que por mucho tiempo ha sido escrita fundamentalmente por varones".


Seguir Leyendo...

En la década de 1930, en una dramática coyuntura dominada por la Guerra Civil, existió en España la Agrupación de Mujeres Libres, iniciativa de organización femenina radical de masas como no ha habido otra en el ámbito iberoamericano, tanto por su desarrollo cuantitativo como porque ha sido la expresión más acabada de los vínculos históricos entre feminismo y anarquismo. Se expone aquí el proceso social, político y cultural que rodeó a dicha organización, apuntando las circunstancias de su aparición y desarrollo, su ideario específico para la emancipación de la mujer por la mujer, y lo más resaltante de su acción concreta. Se rescata la importancia de esa experiencia, por lo general desconocida o toscamente malinterpretada, como hito pionero e inspirador para el feminismo radical contemporáneo.

Se ha dicho que la historia la escriben los vencedores, pero más importante aún es que por mucho tiempo ha sido escrita fundamentalmente por varones que se precian de realistas, así que ocuparse de unas fantasiosas mujeres derrotadas pasa por tema de poca entidad como para que investigadores serios se dignen examinarlo. Por ello, en lo dedicado a la Guerra Civil de España (1936-1939), probablemente el evento histórico del Siglo XX sobre el cual se ha producido más abundante documentación en lengua castellana dentro y fuera del mundo académico, las consideraciones acerca de la Agrupación de Mujeres Libres (en adelante indicada como MM. LL.) y sus huellas en el proceso social ibérico de aquel período por lo general son inexistentes del todo, cuando más reducidas a escuetas menciones de cliché – tipo “pequeño grupo de feministas románticas” o “sección de mujeres de las organizaciones anarquistas ya existentes” - y al limbo de las notas al pie de página.

De hecho, en la indagación de fuentes para preparar este texto, que gracias a Internet puede ser hoy día bastante prolija y permite verificar lo existente en fondos documentales como los de la Biblioteca del Congreso en Estados Unidos y las Bibliotecas Nacionales de España, Francia y otros países, no encontramos referencia a ningún producto académico originalmente escrito en castellano, como artículo en revista arbitrada, tesis de pregrado o de postgrado dedicado específicamente al tema, aunque si localizamos un libro que a pesar de titularse “El Feminismo Ibérico” y ser escrito por una docente universitaria catalana[1], no menciona en sus 150 páginas a MM. LL., a ninguna de las tantas y visibles militantes libertarias españolas por los derechos de la mujer, y ni siquiera al anarquismo. Apenas se pudo consultar la versión resumida de un trabajo académico en italiano [Giambelli, 1998] y una tesis de doctorado originalmente en inglés [Ackelsberg, 1998]. Ello a pesar de que se han publicado recopilaciones muy completas de fuentes primarias y testimonios detallados de muchas protagonistas, a saber: el # 4 del boletín EL NOI [1996], Iturbe [1974], Liaño [1999a], Liaño y otras [1999b] y Nash [1975]; aparte de ser nada menos que el primer movimiento feminista radical de auténtica base popular en el ámbito iberoamericano, precursor en la lucha por reivindicaciones que después de tantos años conservan plena vigencia, con el extraordinario mérito de iniciar con coraje la construcción de utopías en un entorno de enorme atraso social y cultural del cual la mujer era víctima por excelencia.

Las raíces de MM. LL.

Un profundo vínculo entre feminismo y anarquismo se establece desde los orígenes de ambas corrientes, luego de la Revolución Francesa y en los comienzos del capitalismo industrial en Europa Occidental, de manera que en precursoras como la inglesa Mary Wollstonecraft (1759-1797)[2] o la francesa de ascendencia peruana Flora Tristán (1803-1844) se evidencia afinidad con las mismas tendencias sociopolíticas e intelectuales que en el segundo tercio del Siglo XIX, con Pierre J. Proudhon y Mijail Bakunin como sus figuras más destacadas, darían pie al ideal socialista libertario moderno.

Cuando hacia el último cuarto del Siglo XIX y primeras décadas del Siglo XX, el anarquismo se estructura como una opción teórico-práctica bien diferenciada del marxismo y otras corrientes radicales, mujeres como la francesa Louise Michel (1830-1905), la inglesa Charlotte Wilson (1854-1944), las norteamericanas Lucy Parsons (1853-1942) y Voltairine De Cleyre (1866-1912), la judía rusa Emma Goldman (1869-1940), las italianas Leda Rafanelli (1880-1971) y Virgilia D’Andrea (1890-1933), la hispano-argentina Juana Rouco (1889-1969), la puertorriqueña Luisa Capetillo (1879-1922) y la brasilera María Lacerda de Moura (1887-1945), entre muchas otras, representan toda una riqueza de pensamiento y acción que se tradujo en la constitución de un feminismo libertario específico. Por supuesto en España, donde el ideal ácrata arraigó como en ningún otro lugar, éste tendrá muy pronto expositoras destacadas que comenzaron a divulgar el ideario anarcofeminista y a enriquecerlo con sus aportes [véase García-Maroto, 1996], como Belén Sárraga (1873-1951), Teresa Claramunt (1862-1931) y Teresa Mañé o “Soledad Gustavo” (1865-1939), esta última madre de Federica Montseny (1905-1994), que sería la mujer de trayectoria más resaltante en el anarquismo español de la decisiva década de 1930[3].

Desde su fundación, ocurrida en 1910, la Confederación Nacional del Trabajo - CNT, central sindical orientada por el anarquismo y fuerza fundamental en el movimiento obrero español en las primeras décadas del Siglo XX - había tenido afiliación femenina y reconocido el derecho de las mujeres a su libertad económica y a salario igual que el hombre, pero poco o nada se planteó por mucho tiempo como iniciativas de lucha específica en relación a ellas, pues apenas es a fines de los años de 1920 y comienzos de los 30 cuando la presencia femenina empieza a hacerse más notoria en el espacio laboral de las empresas capitalistas hispánicas; además que con la concesión a las mujeres del derecho al voto (octubre de 1931) a poco de establecerse la II República, se generó una dinámica política y cultural que abría nuevas posibilidades para la participación de las mujeres en la lucha social.

En esa circunstancia es que en 1934 se funda en Barcelona el Grupo Cultural Femenino, núcleo pionero de articulación femenina dentro de la CNT, al tiempo que otras instancias del movimiento ácrata peninsular como los ateneos libertarios y las revistas GENERACIÓN CONSCIENTE (luego rebautizada como ESTUDIOS) y REVISTA BLANCA, procuran atraer a sus filas a mujeres provenientes del reducido sector de las españolas con alguna formación académica[4]. El objetivo inicial, en ambas vertientes, era alentar a más mujeres a acercarse al ideal libertario, pero la acelerada dinámica que se puso en marcha con el estallido de la guerra civil (19 de julio de 1936), impulsó a una rápida unificación de esfuerzos y a evolucionar a un planteamiento feminista muy activo, que tuvo la virtud de calar en muchas mujeres de los sectores populares y todavía hoy nos resulta inspirador.

El grupo que política e intelectualmente propugnaba las perspectivas feministas más consecuentes estaba en Madrid, con la escritora Lucía Sánchez Saornil (1895-1970), la abogada y educadora Mercedes Comaposada Guillén (1901-1994) y la médica Amparo Poch y Gascón (1902-1968). Desde esa ciudad, el 2 de mayo de 1936, sale a la calle el primer número de la revista MUJERES LIBRES, con 13 ediciones publicadas hasta 1938, donde se recogería lo esencial de las ideas que impulsaban a este colectivo y de las acciones que emprendió en medio de las complejas circunstancias de la Guerra Civil, además del esfuerzo para entonces inédito en el ámbito de habla castellana de hacer una publicación donde todos los textos y buena parte del componente gráfico eran creación femenina[5].

El nombre de esa revista lo tomará poco más adelante la organización específica que constituirían las mujeres anarquistas desde septiembre de ese año en las zonas liberadas del fascismo, aún cuando el congreso que formalizó su fundación (que fue el único que pudieron realizar) ocurrió en agosto de 1937 en Valencia. Para la creación de esta agrupación como un colectivo con significación social real, las más dedicadas activistas fueron mujeres provenientes del ambiente anarcosindicalista de Cataluña, como Soledad Estorach (1915-1993), Pepita Carpena (1919- ), Sara Berenguer (1919- ), Pepita Estruch (1920- ), María Jiménez, Concha Pérez (1915- ) y Concha Liaño (1919- ), pero no hay que olvidar a otras destacadas animadoras de ese proceso como Lola Iturbe (1902-1990), Carmen Conde (1907-1996), Pilar Grangel (1893-1987), Isabel Mesa (1913-2002), Áurea Cuadrado (1900-1969), Pura Pérez (1919-1995), Suceso Portales (1904-1999), Concha Guillén (1919- ) y Antonia Fontanillas (1917- ). El esfuerzo de todas las mencionadas y muchas otras se tradujo en una organización que llegó a contar con 147 agrupaciones locales – con un mínimo de 10 afiliadas cada una - y, según la cautelosa estimación de Nash [1975: 16] que rebajó 25% de la cifra que MM. LL. dio a conocer entonces, congregaba unas 21000 mujeres en 1937, con evidente presencia política y cultural en regiones como Cataluña, Aragón y Valencia. Incluso hay referencias a que se constituyeron agrupaciones de MM. LL. en el exterior, concretamente en Argentina, Bélgica, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Holanda y Polonia.


Notas:

[1] María A. Capmany (con la colaboración de Carmen Alcalde), editado por Oikos-Tau de Barcelona en 1970.
[2] Su marido William Godwin hizo la primera exposición filosófica moderna de los fundamentos del anarquismo en la obra “Inquiry Concerning Political Justice” (1793).
[3] Una concisa reseña informativa sobre cada persona, evento, publicación y organización del anarquismo ibérico que se menciona en este trabajo puede localizarse en el muy documentado volumen de Íñiguez [2001].
[4] A principios de la década de 1930 se estimaba en más de 50% el analfabetismo femenino en España, según indica Giambelli [1998], siendo de suponer un porcentaje más alto entre los sectores populares.
[5] La excepción a la regla fue la colaboración permanente como diseñador y dibujante de Baltasar Lobo, esposo de Mercedes Comaposada, que después sería un artista mundialmente conocido.


Publicado en La Haine el 9 de agosto de 2009.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Masculinidades, feminismo y hombres de nuevo tipo


A través de la historia de las civilizaciones, hemos evidenciado cómo se mantiene una estructura social general respecto a los roles de género y a algunas prácticas culturales constituidas a la luz de dicha estructura. El patriarcado y las formas de dominación masculina por medio de las cuales éste se cristaliza, caracterizan la amplia mayoría de sociedades de la humanidad, sociedades de diferente orden, desde las tribales hasta las más aceptadas como civilizadas y modernas.

Seguir Leyendo...

Ante este panorama, las expresiones sociales que han buscado romper con estas prácticas culturales han encontrado en su desarrollo múltiples obstáculos. Fundamentalmente el movimiento feminista a nivel global, el cual, aunque ha logrado avanzar en gran medida sobre algunas de sus reivindicaciones[1] ; aún no ve un horizonte alcanzado respecto a una verdadera equidad de género.

Teniendo en cuenta las condiciones sociales producidas por un sistema social patriarcal[2], podremos encontrar dos grandes obstáculos; el primero de ellos tiene que ver con la dificultad para que se acepten tales desigualdades entre los géneros como un problema real, y en esa medida lograr que estas condiciones dejen de ser vistas como naturales e históricamente reafirmadas.

El segundo obstáculo está relacionado con las diferencias de clase del sistema socioeconómico imperante, aunque no se está afirmando que sean separados y distantes entre sí, sino que al hacer esta diferenciación entenderemos cuáles son las dos vías determinantes para la perpetuación de las relaciones sociales trazadas por la imposición dominante y patriarcal. Condiciones por medio de las cuales la estructura social y mental de las diversas culturas, hoy sostienen en diversos grados la discriminación hacia las mujeres, pues es en este sistema social en que se ratifican y radicalizan los grados de discriminación hacia las mujeres.

En este contexto, el presente texto tiene la intención de suscitar algunas inquietudes sobre un tema que ha cobrado en la actualidad un protagonismo académico y social importante: las masculinidades. Se habla en plural porque actualmente podemos tener algunas precisiones sobre las diversas formas en que los hombres vivimos y experimentamos nuestra masculinidad, formas muy diversas que desde lo teórico y práctico contradicen lo jamás cuestionado, lo correcto, la diestra, el poder…la masculinidad hegemónica.

Estas nuevas realidades de la identidad de género masculina, pueden ir, desde sexualidades disidentes[3], hasta una militancia férrea en el feminismo o la reivindicación de los derechos de las mujeres, elementos que nos permiten generar nuevas formas de construir visiones sobre el papel o los roles de género de esta sociedad moderna, o de la segunda modernidad, o de la modernidad tardía o de la posmodernidad si se quiere, la cuestión es que hoy estamos llamados y llamadas a transformar las condiciones sociales enajenantes, opresoras y represoras de nuestra sociedad. Tales transformaciones comprenden diversos ámbitos, pero fundamentalmente debemos abordar aquellos en los que se cristalizan nuestras formas de pensar, sentir y representar, es decir, en el día a día y las relaciones interpersonales.

Debemos avanzar hacia unas relaciones equitativas, no homogenizantes e igualitarias entre las diversidades. Los hombres debemos alcanzar una visión autocrítica sobre nosotros mismos, lograr develar cómo la estructura de pensamiento patriarcal establece unos condicionamientos que no sólo afecta a las mujeres, y así mismo, entender que dicho sistema impuesto hoy coarta nuestra sensibilidad, nuestra emocionalidad, nuestra libertad.

Hay hombres que optamos por acompañar la lucha feminista, y tal vez por ello, somos tildados de muchas maneras, pues para el machismo no puede existir un heterosexual que se identifique con las mujeres en sus reivindicaciones, y tampoco es posible acompañar otros procesos que cuestionen al patriarcado, lo que implica enfrentarse al prejuicio, ya que, por ejemplo, la lucha por la libertad sexual también es una reivindicación que permitirá avanzar en el respeto, la equidad y la libertad colectiva.

Se hace necesario el llamado a la construcción de hombres de nuevo tipo, que rechacen la “labor” imaginaria e impuesta de “dominar”, discriminar y “someter” a todo aquello que le sea diferente. Poder encontrarnos con las mujeres en el mismo camino, entendernos entre los géneros, conocer nuestras capacidades y limitaciones, desprovistos de la discriminación y la idea perversa de que por una condición inmanente somos los que estamos por encima de la pirámide.

El grado de desarrollo de la modernidad nos debe permitir acercarnos a nuevos caminos renovadores, los cuales hagan de esta sociedad un lugar más justo. El capitalismo, el patriarcado y el totalitarismo que impone una clase privilegiada sobre las demás, deben ser los grandes molinos a vencer. Este llamado a los hombres es para reinventarse, es poder decir que no se deja de ser masculino si se mira por igual a mujeres y personas de diferente identificación sexual o de género. Es un llamado a abandonar nuestro eterno rol de victimarios, es un llamado a hacernos verdaderos compañeros de las mujeres, es una invitación a romper con los estereotipos de la sexualidad de dominantes y dominadas, mejor la del reconocimiento mutuo. Es la búsqueda de una transformación que haga de todos y todas forjadores de la igualdad.

Autor:
Harold Leder, sociòlogo, El cartel consultorio de diseño.
[1] por ejemplo: el reconocimiento de las mujeres como sujetas de derecho, las posibilidades de ejercer su ciudadanía por medio del reconocimiento de su libertad para elegir y ser elegidas en asuntos políticos, la posibilidad de desempeño académico y laboral, el ejercicio de sus libertades sexuales y reproductivas y el reconocimiento de sus identidades de género, (entre muchos otros elementos)

[2] las cuales pueden ir desde la división sexual del trabajo, hasta expresiones de misoginia que se materializan en violaciones, maltrato físico, ver a las mujeres como botín de guerra, entre muchas otras formas de sexismo y machismo.

[3] concepto acuñado por Xavier Alexander -2001-, para referirse a todas aquellas formas de vivir la sexualidad diferente a la heteronorma.

Publicado en Kaos en la Red el 8 de agosto de 2009.

sábado, 29 de agosto de 2009

¿Por qué existen colectivos feministas que no son mixtos?


Alicia Couselo
Enviado por otromadrid.org | 06/02/08 - 09:22

Un debate recurrente en los grupos anticapitalistas es por qué motivo importantes sectores del feminismo no permiten la participación de hombres en sus colectivos. Debido a la necesidad que hoy en día tiene cualquier organización política o sindical, de reconocer la legitimidad de la lucha de las mujeres, los discursos y programas suelen incluir algún apartado dedicado a “la mujer”, y se crean colectivos de mujeres que a lo primero que tienen que hacer frente, es a la etiqueta de “anti-hombres” asignado al movimiento feminista, en un evidente desconocimiento de su historia, teoría y práctica política.

Seguir Leyendo...


Los colectivos feministas anticapitalistas son los que más problemas encuentran a la hora de constituirse como tales. Uno de los motivos es el peso que han tenido algunos teóricos marxistas en las luchas de emancipación de los siglos XIX y XX y que hasta ahora en general no han podido ser superados, a pesar de los intentos realizados desde el postmodernismo. El análisis económico y la lucha de clases como “contradicción principal” a la que deben subordinarse todas las demás, ha pospuesto históricamente las reivindicaciones de las mujeres para después de la toma del poder y la revolución. Sin embargo, en los casos en que el poder finalmente se consiguió, la desigualdad entre hombres y mujeres siguió persistiendo, a pesar de las buenas intenciones de legislaciones francamente progresistas, como en el caso de la revolución rusa y la cubana.

Y es que la teoría no siempre coincide con la práctica. La experiencia de las mujeres en las luchas revolucionarias de los años 60 y 70, las obligó a desarrollar la teoría del patriarcado como sistema jerárquico de explotación sexual de las mujeres, distinto del capitalismo y que funciona de forma transversal entre las clases y etnias. El sexismo y la división sexual del trabajo y la primacía del espacio público sobre el privado vigente en las organizaciones presuntamente revolucionarias, hizo que muchas militantes comprometidas comprendieran la necesidad de organizarse independientemente de los varones, en el convencimiento de que sólo la unión de las mujeres en colectivos feministas podía llevar a cabo una lucha consecuente contra el patriarcado, que tarde o temprano beneficiaría a toda la humanidad.

En la actualidad no es difícil encontrarnos con hombres que han incorporado el lenguaje no sexista, que se solidarizan, sobre todo teóricamente, con la queja de las mujeres respecto de la doble jornada y hasta reconocen la validez teórica del patriarcado. Pero lo cierto es que si las mujeres no tenemos claros nuestros intereses, difícilmente conseguiremos que los hombres los incorporen a la lucha general. Ser el rey de la creación da mucha satisfacción y vivir rodeado de madres, hermanas y compañeras pendientes de los más mínimos deseos masculinos, otorga a los hombres unos beneficios de los que es difícil desprenderse, sobre todo cuando no se está obligado a ello.

Y nosotras ¿qué papel desempeñamos? En primer lugar las mujeres solemos ser minoría en los colectivos anticapitalistas mixtos. En general, el valor de muchas mujeres militantes radica en que somos “las compañeras de” y nos sentimos cómodas en el papel de administradoras. A la hora de las diferencias políticas que surgen tarde o temprano, las mujeres solemos priorizar nuestra relación familiar y de pareja y difícilmente defendamos nuestras posiciones si ello puede conducir a una pelea doméstica. Solamente cuando reconocemos las contradicciones de género y empezamos a debatir con grupos de mujeres feministas, tomamos conciencia de multitud de cuestiones que nos habían estado haciendo sentir desvalorizadas y frustradas, tanto en la vida política como en la privada.

La descripción que en los años 80 hacia el grupo mexicano La Revuelta, explica muy bien la necesidad de tenemos las mujeres de hacer política desde grupos feministas autónomos:

"Crearse un espacio propio, un espacio no sólo físico, sino histórico, social, psicológico. Un espacio en el que no se dependa de la aprobación o desaprobación masculina, en el que no sean suje­tas de esa imposición, un espacio en el que los hombres no les digan continuamente qué es lo que tienen que hacer y có­mo"(...) "Dentro de los partidos políticos de izquierda que hacen esfuerzos para acercar­se a la problemática de las mujeres…nunca se llegan a ver en su totalidad las perspectivas de cambio social que proponen las feministas (…) No es solamente una despenalización del aborto a lo que aspiramos, sino a un reconocimiento real de nuestro derecho a vivir como queramos nuestro cuerpo y nuestra sexualidad. Cuando hablamos de discriminación en las condiciones de trabajo, nuestra visión no se detiene en la igualdad de sala­rios o en la apertura de las fuentes de trabajo, pensamos más bien en el rompimiento del pensamiento patriarcal de lo feme­nino que se traduce en actitudes de discriminación: puesta en duda de las capacidades, falta de confianza, etc.”, (citado por Amalia E Fischer en “Los complejos caminos de la autonomía”).

Es solamente en los espacios autónomos que las mujeres nos sentimos libres de plantear nuestras dudas y llevar a cabo luchas antipatriarcales específicas. Es desde estos espacios que podemos analizar la relación entre la explotación patriarcal y la capitalista e impulsar propuestas innovadoras que incluyan ambos aspectos. La prostitución, el trabajo doméstico asalariado, el salario del ama de casa o el acoso laboral, son algunos ejemplos de asuntos nítidamente atravesados por el patriarcado y el capitalismo y que requieren respuestas innovadoras.

No obstante, los hombres pueden hacer mucho por el feminismo, aunque no estén incorporados a los colectivos de mujeres. En la ponencia presentada en la Jornadas sobre la condición masculina, organizadas por el colectivo de Hombres por la Igualdad, Ana de Miguel hablaba sobre el papel de los varones en la lucha feminista:

“¿Las mujeres y los hombres, confrontación, alianza o diálogo? Pues yo diría que son necesarias las tres cosas. Las alianzas sobre todo en reivindicaciones puntuales, todas las que se quieran. Si estamos a favor de reivindicaciones concretas hombres y mujeres, tenemos que entablar alianzas para defenderlas. Diálogo, todo el que se pueda. Y este foro me parece que es la prueba de ello. Nosotras llevamos años investigando cómo se reproduce la desigualdad sexual en los tiempos de la igualdad formal que son los nuestros. No es fácil verlo, hay que investigarlo, y los hombres en general tienen un punto de vista que no es tan privilegiado como el de las mujeres, porque las oprimidas siempre tienen un punto de vista privilegiado, porque ha absorbido la visión dominante del mundo que es la de los varones, y sin embargo también comienzan a construir la suya propia como oprimidas, y entonces tienen las dos. Además suscribo plenamente la idea de que para los hombres, al menos para muchos de los que aquí están, el patriarcado también es opresivo, por lo que también pueden desarrollar un punto de vista epistemológico privilegiado, y entonces enriquecer este diálogo.
En la esfera de lo privado creo que ha llegado el momento de la confrontación. Porque es en la esfera de lo privado y de lo doméstico donde hoy las mujeres nos tenemos que plantar frente a los compañeros varones y exigirles reciprocidad en la jornada interminable y hasta ahora invisible y que tan generosamente nos habían cedido entera para nosotras. Desde el feminismo y con el apoyo colectivo de todas las mujeres y cuantos más hombres mejor, esa lucha al fin la tiene que librar y ganar cada mujer individual. Y sin miedo a desarrollar conflictos por una causa tan justa como ésta, en que lo personal es político, y cuando una mujer se resiste a la subordinación y consigue cambiar una relación personal, está cambiando toda la sociedad.”

Por todo esto y muchas cosas más, la lucha de las mujeres tiene que ser feminista, debe incorporar la perspectiva de género a todos los ámbitos en los que se encuentre y debe ser llevada a cabo por las mujeres. Nadie más lo hará en nuestro lugar.

miércoles, 12 de agosto de 2009

As agressons com menos “audiência”


[Cast/Gal] La misma sociedad que cree estar ante el apocalipsis por la muerte de dos guardias civiles en Mallorca ignora la violencia diaria que sufren miles de mujeres.

Seguir Leyendo...


Castellano

Mientras que la prensa oficial enseña fotos espectaculares por la muerte de dos guardias civiles en Mallorca, otra realidad pasa desapercibida ante los ojos mediáticos. La misma sociedad que cree estar ante el apocalipsis en el primer caso ignora la violencia diaria a la que se ven sometidas miles de mujeres en todo el país.

Según las últimas informaciones, los forenses de Compostela investigan cada semana cuatro casos de malos tratos. 2008 acabó con un total de 190 denuncias. En lo que va de año ya se superó la centena. 52% de las mujeres denunciantes (aun hoy una minoría social) soportan agresiones desde los primeros meses de su relación, que el 16% de las veces son diarias, 24% semanales, 27% quincenales, 18% mensuales y el resto más distanciadas en el tiempo. 45% de las denuncias son por agresiones físicas, un 5% corresponde a violaciones.

Las franjas de edad donde se dan más denuncias por malos tratos son de 21 a 30 o de 41 a 50, variando con respecto a años anteriores.

Por eso, las denuncias son apenas la punta del iceberg de la violencia machista. En 2008, una de cada cinco asesinadas tiene una orden de protección, y el 80% no había denunciado nunca. Sobre todo en el sector inmigrante, donde la persona es mucho mayor, los datos de los malos tratos son imposibles de calcular.

Mujeres con dueño

Encuestas realizadas en los últimos meses en todo el Estado Español revelan otros datos escalofriantes: de los 1.008 entrevistados y entrevistadas, 3,8% de los hombres y 4% de las mujeres justifican públicamente las agresiones cuando ella decide romper la relación.

Estas reflexiones no ocultan una concepción que casi toda la sociedad tiene aun muy presente: la mujer es dominio del hombre; no le es legítimo tener decisiones distintas de las de él; la mujer es un objeto inútil si no tiene un hombre que la proteja, aunque sea de él mismo de lo único que es necesario protegerla.



Galego

Enquanto os jornais oficiais se enchem com fotos espectaculares pola morte de dous guardas civís em Malhorca, umha outra realidade passa desapercebida ante os olhos mediáticos. A mesma sociedade que crê estar ante a apocalispse no primeiro caso ignora a diário a violência à que se vem submetidas miles de mulheres em todo o país.

Segundo as últimas informaçons, os forenses de Compostela investigam cada semana quatro casos de maús tratos. 2008 rematou com um total de 190 denúncias, mas no que vai de ano já se superou a centena. 52% das mulheres denunciantes (ainda umha minoria social) suportam agressons desde os primeiros meses da sua relaçom, que em 16% das vezes som diárias, 24% semanais, 27% quinzenais, 18% mensais e no resto mais distanciadas no tempo. 45% das denúncias som por agressons físicas, enquanto 5% correspondem a violaçons.

As franjas de idade onde se dam mais denúncias por máus tratos som de 21 a 30 ou de 41 a 50, variando com respeito a anos anteriores.

Porém, as denúncias som apenas a ponta do icebergue da violência machista. Em 2008, umha de cada cinco assassinadas tinha umha ordem de protecçom, e 80% nom denunciara nunca. Sobretodo no seitor imigrante, onde a pressom é muito maior, os dados dos máus tratos som impossíveis de calcular.

Mulheres com dono

Inquéritos realizados nos últimos meses em todo o Estado espanhol revelam outros dados escalafriantes: dos 1.008 entrevistados e entrevistadas, 3,8% dos homens e 4% das mulheres justificam publicamente as agressons quando ela decide romper a relaçom.

Estas reflexons nom ocultam umha concepçom que quase toda a sociedade tem ainda mui presente: a mulher é domínio do homem; nom lhe é legítimo ter decissons distintas das dele; a mulher é um objecto inútil se nom tem um varom que a proteja, embora seja ele próprio o único do que é preciso protegé-la.

www.galizalivre.org

Publicado en La Haine el 12 de agosto de 2009.

domingo, 2 de agosto de 2009

Violencia sexual a las mujeres, una mirada desde el anarcofeminismo


x Red Libertaria

No podemos concebir un feminismo disociado de la lucha de clases, hay que barrer con el Estado que está al servicio de la opresión de género y del capital.

Seguir Leyendo...

El Estado, el Patriarcado y el Capitalismo

El sexismo es una postura que analiza a los sujetos según su sexo biológico, correspondiendole a cada uno sus roles y funciones especíicos. De esta manera, se nos atribuye a cada uno de nosotros y cada una de nosotras (según nuestro sexo) hábitos, valores, vocaciones, sensaciones, sentimientos, deseos, etc., anulando nuestra singularidad y negándonos la posibilidad de elegirnos sin condiciones.

El sistema capitalista y patriarcal nos niega la posibilidad de ser los escultores de nuestra individualidad. Aún más problemático es que dentro de este sistema de clasificación, queda asentada la idea de que a la mujer le corresponde un lugar de subordinación respecto al hombre. Así, la mirada masculina es tomada como patrón y medida de la concepción de la realidad, descartando la mirada “inmadura” de la mujer que, a su entender, adolece de sentimentalismo e irracionalidad.

El patriarcado, como sistema de instituciones que promueve y practica la violencia del hombre sobre la mujer, legitima los infinitos casos de violencia sexual. Estos, a nuestro entender, van desde aquellos que limitan la concepción de ‘mujer’ a un mero objeto sexual, abastecedor de las necesidades sexuales de los hombres y sin necesidades propias (que según el sexismo es consecuente con su “naturaleza”), hasta aquellas concepciones que hacen a la mujer un legítimo blanco de golpizas o cualquier otro tipo de violencia física, llevándolas frecuentemente a la muerte.

La ley ampara estos hechos, siendo parte de las instituciones encargadas de conservar la desigualdad entre el hombre y la mujer. Esto ocurre, entre otras cosas, porque esta situación en la que nos encontramos las mujeres es funcional, en muchos aspectos, a las necesidades del Capital para desarrollarse. Así, por ejemplo, la mujer convertida en objeto sexual se mercantiliza y pasa a saciar los grandes mercados del “consumo” sexual, en mayor medida abastecidos por medio de las redes de trata.

Podemos ver a continuación las declaraciones de hombres que son la ‘máxima encarnación de la ley’ frente a temas tan graves como la trata: ante una multitudinaria movilización exigiendo la desmantelación de las redes de trata en la provincia de Córdoba [Argentina], el jefe de la policía de la provincia, Alejo Paredes airmó “Hay casos que no son reales (...) No estoy diciendo que todos los casos no sean reales, pero sí hay una composición que por allí genera en nuestra sociedad una inquietud de las mujeres que tenemos que tratar de bajar”[1]. Nos tratan de mentirosas y nos sugieren que nos callemos.

Otra demostración de la complicidad de la ley son los casos en que los culpables son absueltos o condenados a penas irrisorias como el reciente caso de Adriana Zambrano de 28 años, asesinada a golpes de puño y puntapiés por su ex pareja. Casualmente el asesino, Alejandro Zerda, fue condenado a cinco años de prisión [2]. Otro caso es el de Daniela Araujo, de apenas 16 años de edad, asesinada a golpes, puñaladas y quemaduras aparentemente ocasionadas por una picana eléctrica. Se desconoce el asesino [3].

Podemos mencionar un centenar de casos más. La casa del encuentro [4] hizo un informe en el 2008 de muertes de mujeres por violencia sexual publicadas en medios de difusión de alcance nacional [en Argentina], en donde se calcularon 207 muertes por violencia sexual en las que, en su mayoría, los responsables fueron puestos en libertad [5]. Esto demuestra el marco de impunidad que el Estado y la Ley conceden a la violencia sexual para que actúe con libertad y se propague. Es por esto mismo que creemos que la lucha no está en el seno del Estado, cuya función naturalmente es reproducir las condiciones de explotación existentes y de acentuar gradualmente la opresión del hombre sobre la mujer, sino en la autoorganización de las mujeres.

Sin embargo, aunque esta violencia sea transversal, es decir que atraviese a las mujeres sin importar su clase social, el peso más grande recae sobre las mujeres de las clases oprimidas, viéndose frecuentemente arrastradas a ejercer la prostitución como medio de subsistencia o a realizarse abortos clandestinos que ponen en peligro su vida. Según cifras oficiales en el 2007 fallecieron 74 mujeres por abortos clandestinos [6], mujeres que no tenían el acceso a las condiciones sanitarias adecuadas para realizarse uno. La principal causa de muerte materna en el país son las complicaciones después de una práctica abortiva clandestina [7]. Así, mientras la Iglesia se posiciona fervientemente contra el aborto y la educación sexual en los colegios y llama a no utilizar anticonceptivos (con argumentos por demás sofistas), miles de vidas se pierden por negarnos nuestro derecho a elegir.

La mujer obrera se ve doblemente oprimida, por un lado por la explotación capitalista (y que en su calidad de mujer se le imponen niveles mayores de explotación), y al mismo tiempo por la opresión patriarcal. De estas premisas derivamos la convicción de que no podemos concebir un feminismo disociado de la lucha de clases, es decir que, hasta no barrer con el Estado que está al servicio de la opresión de género y del capital, la emancipación de las mujeres va a ser una icción y no una realidad.

Lo personal es político: la necesidad de la organización de las mujeres

Frecuentemente se intenta minimizar los casos de violencia sexual ubicándolos dentro de la esfera de lo privado, reduciéndolo a relaciones entre individuos (crímenes pasionales, por ejemplo) en los que no tenemos que intervenir. Intercambiando nuestras experiencias nos damos cuenta de que es una realidad que nos afecta a todas por igual y que hay un patrón inducido por el sistema que determina nuestra conducta, a pesar que se presenten particularidades en cada caso.

A partir de ahí se nos presenta la necesidad de organizarnos en tanto que mujeres, llevando adelante un feminismo revolucionario practicado sobre la base de la horizontalidad y acción directa, trazando como objetivo político, el comunismo libertario. Pero a su vez la liberación de las mujeres es una condición sine qua non para la revolución social. De esta premisa se hace necesaria una organización de las mujeres para que rompamos por nosotras mismas las cadenas de la explotación y la esclavitud y seamos una parte activa en el proceso revolucionario acabando con el paradigma que hace de nosotros sujetos “pasivos y emocionales”.


Notas

[1] Indymedia Argentina. “Las queremos con vida, crónica de la Marcha Basta de Trata y sus repercusiones”. 12.05.09. http://argentina.indymedia. org/

[2] Agencia Walsh. “El femicidio de Adriana Zambrano”. 18.05.09. http://www.agenciawalsh.org[3] La Casa del encuentro. “Femicidos en Argentina: 1 de enero a 31 de diciembre del 2008” [ http://www.lahaine.org/index.php?p=39261 ]

[4] Asociación Civil feminista, dedicada especialmente al tema de la violencia y el abuso hacia las mujeres y niñas.

[5] Ídem.

[6] Página /12. “La atención imprescindible” L. Peker. 22.05.09. http://www.pagina12.com.ar

[7] Crítica Digital. “Cuando nadie llama a la cigüeña”. N. L. Calisti. 31.05.09. http://criticadigital.com

PRENSA DE RED LIBERTARIA • Año III • Nº 18 • Julio-Agosto 2009 • $2
www.redlibertaria.com.ar


Publicado en La Haine el 2 de agosto de 2009.